martes, 1 de julio de 2014

Mucho más que una noche especial


Mi romance con los Stones comenzó hace ya dos décadas. Poco a poco. Sin estridencias. Sin prisas. Paladeando sus discos, leyendo sus historias, aprendiendo a tocar sus canciones, poniendo banda sonora a mi vida, soñando con ir a alguno de sus conciertos.
Y lo hice. Vaya si lo hice. Más veces de las que nunca hubiera imaginado. Y, al mismo tiempo, demasiado pocas…Pero cada una de ellas, fue una noche especial que nunca escapará de mi memoria.
Aun así, hay un antes y un después del pasado 25 de junio. Madrid. En mi (segunda) casa. Con mi gente. Esa no fue una noche especial. Esa fue algo más. Directamente fue mágica.
Mágica por la emoción, las conversaciones y los preparativos de los días previos. Y porque verlos sigue siendo (también para mí) un regalo que no tiene precio. Mágica porque antes, durante y después del concierto tuve a mi lado una compañía inmejorable (GRACIAS). Y porque me encantaría repetirlo una y mil veces. Mágica por los nervios de esos minutos anteriores a que salieran a escena. Y porque el oír a Keith rascando el acorde inicial de “Jumpin’ Jack Flash” ya me hizo elevarme dos metros del suelo. Mágica porque “Tumbling Dice” me sacó las primeras lágrimas de la noche. Y porque no fueron las únicas, hubo muchas más. Mágica porque sonó “Angie”!!! Y sonó como los ángeles. Mágica porque “Like a Rolling Stone” me hizo gritar hasta desgañitarme. Y porque es imposible tener más carisma que el que tuvo Mick Jagger. Mágica porque un tema a priori menor como “Out of Control” atronó como si fuera un clásico. Y porque el riff de “Honky Tonk Women” nunca me sonó tan bien. Mágica porque Ronnie y Keith se marcaron un “You Got The Silver” antológico. Y porque nunca vi tocar a nadie la batería con tanta elegancia como la que tuvo Charlie. Mágica porque los 10 minutos de “Midnight Rambler”, con Mick Taylor a la guitarra, fueron absolutamente orgásmicos. Y porque volví a emocionarme (una vez más y van...) con Lisa Fischer y “Gimme Shelter”. Mágica porque ya sé que “You Can’t Always Get What You Want”…pero cada vez que la oigo, pienso que sí puedo. Mágica porque quise que “Satisfaction” no terminara nunca. Y porque, por momentos, creí que así sería. Mágica porque directamente hubo magia dentro y fuera del escenario. Y porque quizás fuera mi última vez…
Por todo ello estoy feliz…y a la vez jodido. Si este es el final del viaje, que nos quiten lo bailado, lo reído, lo llorado, lo disfrutado, lo sentido en esta noche que nunca olvidaré. No se me ocurre forma mejor de cerrar el círculo. Pero, a la vez, tampoco pierdo la esperanza de volver a tener otra oportunidad. Y si es así, no dudéis de que la aprovecharé.
He dejado pasar unos días antes de escribir estas líneas, buscando ganar algo de perspectiva. Aun así, quizás pueda parecer que estoy magnificando lo sucedido y que realmente no sea para tanto… Lo sé amigos, It’s only Rock&Roll... Pero es que el Rock&Roll no es música, es sentimiento. Y los sentimientos son realmente complicados de gobernar y dirigir.
Mick, Keith, Ronnie, Charlie: Gracias por haber posibilitado que este 25 de junio de 2014 fuera mucho más que una noche especial. Una noche directamente mágica.

viernes, 13 de junio de 2014

Could be the last time?



Hace días que estoy completamente en modo “STONES: ON”. Eso quiere decir que me cuesta pensar en otra cosa que no sea en la banda más grande del planeta. Me cuesta leer otra cosa que no sea las crónicas de sus últimos conciertos. Y me cuenta meter en mi reproductor de música un disco que no sea suyo.
No es una sensación para mi extraña, pero es algo que no puedo evitar. Siempre que se acerca la fecha de volver a verlos cara a cara, me ocurre lo mismo.
Hice lo posible por escaparme a su show de Lisboa del pasado 29 de mayo, pero asuntos de fuerza mayor me lo impidieron a última hora. Imaginaos la cara de tonto que se me quedó al día siguiente al ver el video de “Tumbling Dice” con Springsteen de artista invitado…
Si todo va según lo previsto, me desquitaré viajando el próximo jueves a Dusseldorf y volviéndolos a ver después en Madrid. Sé que me va a saber a poco y que me quedaré con ganas de más. Pero también sé que es una bonita forma de cerrar el círculo: en Madrid los vi por primera vez y en Madrid los veré ¿por última?

Well this could be the last time
This could be the last time
Maybe the last time
I don't know. Oh no. Oh no

martes, 25 de marzo de 2014

Stones on fire Madrid!


Se hizo de rogar, pero la confirmación ya está oficialmente encima de la mesa. Si Jagger quiere, él y los chicos estarán de nuevo en nuestro país el próximo 25 de junio. Se habló del Vicente Calderón, pero ¿por qué meter a 55.00 tíos allí cuando puedes meter a 80.000 en otro recinto mayor? Así que, la lógica imperante del dollar, hace que finalmente el lugar elegido haya sido el Estadio Santiago  Bernabéu. Y esa misma lógica es la que dice que, para cuadrar las cuentas del promotor (con unos 5 millones de cache de la banda y un 21% de IVA), los tickets vayan a tener precios que pueden no parecer aptos para todos los públicos (99€ la entrada de pista, hasta 225€ la de grada). Pero, ¡qué demonios! ¡Son los Stones y un show suyo vale eso y mucho más! 

Quedan tres meses para la cita madrileña y algo más de dos para el comienzo en Oslo, el 26 de mayo, de su gira europea y, ahora mismo, la duda que nos acecha a los fans no tiene nada que ver con si la banda estará en buena o mala forma, o sí merecerá o no la pena el concierto, porque sabemos que la respuesta a ambas preguntas es un SI rotundo. Lo único realmente preocupante es si Mick estará, para entonces, mentalmente en condiciones y en disposición de afrontar una gira tras la muerte de  L'Wren Scott. Quiero pensar que sí. Es más, estoy convencido de ello. Pero, aun así, no está de más que entre todos pongamos unas velas a nuestros santos favoritos. La ocasión lo merece.

martes, 25 de febrero de 2014

Loquillo – Palacio de Deportes (Granada), 22/02/2014: mi crónica del concierto


¿Qué tienen en común Johnny Cash, Pepe Risi, Johnny Hallyday, Gabriel Sopeña, Joe Strummer y Luis Alberto de Cuenca? Pues, a parte de ser auténticos genios, cada uno en lo suyo, todos son referentes anímicos y musicales de Loquillo, y todos ellos estuvieron presentes, de alguna forma, el pasado sábado en su show de Granada.

El Loco se encuentra en un momento muy brillante. Quizás el más álgido de su ya larga carrera. Siempre ha poseído la difícil facultad de saber rodearse de los mejores y, aun así, posiblemente nunca ha estado tan bien rodeado. Tiene grandes compositores a su servicio. Tiene con él una banda que funciona a las mil maravillas, plena de pegada y de actitud, con la que se le nota a gusto. Y, desde que cerró la etapa con Trogloditas, tiene dos magníficos discos en su haber (“Balmoral” y “La nave de los locos”, con  “Su nombre era el de todas las mujeres” en medio) sobre los que poder configurar con solvencia un setlist potente y que pueda mirar de tú a tú a sus temas clásicos.
Porque, esa fue precisamente una de las cosas más reseñables de la velada del sábado: el del Clot salió victorioso sin apenas tener que apoyarse en sus antiguos himnos. Baste señalar como detalle que sólo 7 de las 27 canciones que sonaron en Granada, repiten respecto a “Hermanos de sangre”, su anterior directo en grabado Bilbao, a pesar de haber transcurrido entre ambos momentos únicamente ocho años. Y eso, amigos, no es tarea fácil.
Con los 7.000 tickets agotados, ambiente de las grandes ocasiones y casi media hora de retraso sobre lo previsto, saltó la banda a escena con dos temas, precisamente, de la era Balmoral: “El creyente” (grata sorpresa) y un “Línea clara” que sonó arrollador y sentó las normas de juego (“Tuve muchos nombres, me vieron con otra cara, pero siempre fui yo, marcando una línea clara”).
La primera concesión a su último álbum vino con el tema que da nombre a la gira y uno de mis favoritos del disco (“De vez en cuando y para siempre”). Y tras brindar con “cava de su tierra” y agradecer a la ciudad andaluza su recibimiento, la banda decidió recuperar “Sol”, canción que llevaba algunos años sin verles hacer en directo y que sonó estupenda. “Planeta Rock”, la épica “Memorias de jóvenes airados” y “La nave de los locos” completaron el primer tramo del concierto. Siete canciones habían sonado ya y ninguna de ellas era de discos anteriores a 2008. Ver para creer.

Tras la dedicatoria a uno de sus compositores de cabecera (Gabriel Sopeña), la banda atacó el primero de sus temas antiguos. Y el elegido no fue un clásico, precisamente, sino una joya (“Malo”), incluida en uno de mis discos favoritos (“Cuero Español”) y que hacía muchísimo tiempo que no tocaban en directo. Sonó deliciosa.
Después de que el Loco confesara que nunca olvidará la sesión de grabación en París con Johnny Hallyday, estaba claro que le tocaba el turno a “Cruzando el Paraíso” y con él, uno de los momentos álgidos del concierto. Sólo faltó que el propio Johnny hubiera estado presente en la velada…

Otra sorpresa, “El año que mataron a Salvador”, dio pie a “Political Incorrectness” y, con ella, la confesión de Loquillo sobre uno de los motivos de su amistad con Luis Alberto de Cuenca (“a pesar de venir de sitios distintos, a los dos nos gusta decir cosas políticamente incorrectas”).
El espíritu de Johnny Cash desembarcó en Granada con el ya clásico “El hombre de negro”. Y así, en el tema número trece, por fin llegó el primero de los llamados viejos clásicos: “El rompeolas”. Sin él, el show no hubiera sido lo mismo.
¿Os he dicho que “Cuero Español” es uno de mis discos favoritos del Loco? Y, si lo es, se debe a maravillas como “Cuando fuimos los mejores” que, está noche, sonó realmente a gloria.
Tengo que confesar que la inclusión en el repertorio de la siguiente canción (“Cuando vivías en la Castellana”) me descolocó bastante. Pero mientras me preguntaba a mi mismo por el motivo (porque todo tiene un motivo…), oí el maravilloso sonido de un saxo comandado por un invitado especial (el gran Dani Nel-lo), que transformó en delicioso el hasta entonces insulso tema.

Fue entonces cuando sonó el segundo de los viejos clásicos: “Carne para Linda”, canción que en el lejano 1989 abrió el demoledor disco “A por ellos que son pocos…” y que el Loco ha decidido recuperar para esta gira. Con la ayuda del saxo de Dani Nel-lo, sonó especialmente potente.
Y con ello, llegamos a la recta final del show, en la que la banda puso más carne al asador, en forma de “Feo, Fuerte y Formal”, el último single “Contento”, un apoteósico “La mataré” (momentazo!!!) y “El ritmo del garaje”.

Se apagan las luces y la banda abandona el escenario. Los fans piden más y la banda decide complacerlos. ¿Alguien tenía dudas de que esto iba a suceder?
Otro guiño a Johnny Hallyday (“Rock And Roll Actitud”) y la fantástica “El mundo necesita hombres objeto” ("Afile sus dientes, póngase a contar a diez. Hay luna llena y hombres lobo como usted"), dan paso a otro de los momentos esperados de la noche: la aparición en escena de Ariel Roth y Leiva. El Loco se deshace en elogios ante ellos y juntos interpretan “Rock de Europa”, “Rock N’ Roll Star” y “Qué hace una chica como tú en un sitio como este” (por supuesto, con dedicatoria al añorado Pepe Risi). A mitad de tema, la guitarra de Ariel deja de sonar (estas cosas siempre pasan en el peor momento...). Igor Paskual se da cuenta y le cede la suya. Ariel le devuelve el favor marcándose un extraordinario solo. Está claro que quien tuvo retuvo…aun con la guitarra de otro!
La gala va llegando a su fin, pero aun queda el momento mágico de la noche. El Loco comenta que no podían irse de Granada sin tributar homenaje a Joe Strummer y la banda se lanza con…”Spanish Bombs”!!!!!!!!!!!!!!! Han castellanizado la letra, pero mantienen intacto el estribillo original de los viejos Clash: “Spanish bombs, yo te quiero infinito, yo te quiero oh mi corazón”. Me fijo en Igor y le veo dándolo todo. Sospecho que quizás ha sido él el instigador de la idea. Menudo acierto!!!

Aun queda una bala en la recámara y nadie tiene dudas de cuál es. Es lícito basar tu concierto en temas relativamente nuevos, pero si tu repertorio cuenta con un himno generacional como “Cadillac Solitario”, no puedes irte a casa sin tocarlo. El Loco lo sabe y ataca el tema con fiereza y gran pasión. La brillante interpretación pone el colofón a una gran noche.
La banda saluda, se retira y nosotros nos vamos con una enorme sonrisa mientras suena el “Heroes” de Bowie. Hasta en eso lo clavan…Grande Loco!!!

martes, 31 de diciembre de 2013

Lo mejor de 2013 (II)

 
Irrepetible. Esa es la principal palabra que me viene a la mente cuando pienso en los conciertos vividos en 2013. Irrepetible por muchas razones.
Porque no creo que vuelva a tener la oportunidad de volver a ver a los Stones en Hyde Park. Porque me parece difícil que The Black Crowes superen el extraordinario nivel en el que están. Porque nunca creí que iba a poder asistir a un revival del Maiden England’88 que tantas veces he disfrutado en video desde joven. Porque pensaba que los Dog’s Damour estaban enterrados y, aun así, volvieron. Porque después de muchos años, Def Leppard decidieron regresar a nuestro país…y hacerlo acompañados de Whitesnake. Porque a mediados de junio, vivimos en Valladolid una noche de rock español insuperable. Porque vi como no pasan los años por Sharleen Spiteri. Porque, a través de su directo, descubrí agradables sorpresas como JJ Grey o Walking Papers. Y, sobre todo, porque tuve la oportunidad de llevar a cabo un viaje soñado por el sur de USA, visitando clubes míticos de blues y jazz, donde asistí, casi a diario,  a conciertos de muchísimos quilates.
Por todo ello, por estos 15 momentos que os muestro a continuación, este irrepetible 2013 quedará siempre en mi memoria:  
1.- The Rolling Stones - Hyde Park, Londres (06/07/2013)
2.- Preservation Hall Jazz Band - Preservation Hall, Nueva Orleans (08/08/2013)
 3.- The Black Crowes - AzkenaRock Festival, Vitoria (28/06/2013)
4.- Preston Shannon - BB King's Club, Memphis (04/08/2013)
 5.- Iron Maiden - Sonisphere Festival, Madrid (31/05/2013)
 7.- J LaPalme Band  - Grant's Lounge, Macon (02/08/2013)
8.- Loquillo+Burning+Los Rebeldes+La Frontera – Cubierta de Arroyo, Valladolid (22/06/2013)
9.- Def Leppard+Whitesnake+Europe – Palacio Vistalegre, Madrid (26/06/2013)
10.- Jason James - Jerry Lee Lewis Café, Memphis (04/08/2013)
11.- JJ Grey & Mofro - Azkena Rock Festival, Vitoria (29/06/2013)
12.- Travis Mann Band - Full Moon Saloon,  Nashville (03/08/2013)
13.- Walking Papers - Azkena Rock Festival, Vitoria (29/06/2013)
14.- Dr. Feelgood Potts Band - Rum Boogie Cafe's Blues Hall, Memphis (05/08/2013)
15.- Texas - La Riviera, Madrid (09/10/2013)
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Real Time Web Analytics