jueves, 29 de diciembre de 2011

Lo mejor de 2011 (II)


El balance conciertístico de 2011 podría haber sido enorme, si no fuera porque un montón de artistas en gira por Europa (Def Leppard, Whitesnake, Motley Crue, John Mellencamp, Scorpions, Paul McCartney,…) pasaron de largo sin detenerse en nuestro país y otros que, en principio estaban destinados a girar, como Van Halen, ni siquiera salieron a la carretera.
Cabría por tanto calificar al año de conciertos como lo que pudo ser y no fue. Un año cuyo balance final ha sido más que aceptable, pero que queda lejos de otros como el magnífico 2009. Aun así, eso no quiere decir que no hayamos tenido noches memorables en los últimos meses. Ahí va mi Top Ten de conciertos de 2011 que merecen ser recordados:
1.- The Black Crowes:  BBK Live (Bilbao) - 09/07/2011
Una banda de otro planeta y en absoluto estado de gracia. Un set-list de caerse de culo y 90 minutos de show que se quedaron cortos, pero que consiguieron hacerme sentir afortunado de haber podido estar allí. Esperemos que su anunciado descanso sea breve y volvamos a disfrutar pronto de ellos.
2.- Gregg Allman: Azkena Rock Festival (Vitoria) - 25/06/2011
La leyenda del blues-rock sureño nos obsequió con un concierto difícilmente olvidable. A ratos pertrechado detrás de su teclado de madera, a ratos tocando la guitarra (eléctrica y acústica) y todo el show desplegando su clásica voz rota bluesera. Mención especial a la banda que llevaba, grandes todos ellos. Ojalá me equivoque, pero creo que será difícil volverlo a ver a este lado del charco. Lo dicho: un lujazo.
3.- ZZ TOP: La Riviera (Madrid) - 14/07/2011
Ambiente tremendo (con entradas agotadas), sonidazo para la ocasión (especialmente brutal el de la guitarra de Billy Gibbons) y tres tipos solos en el escenario, pero llenándolo como si fueran una “Big Band”, divertidísimos, plenos de carisma, con sus míticas barbas, sus gafas de sol, sus poses y sus estudiadas coreografías, y marcándose un tremendo set-list. Los tejanos no sólo no me defraudaron, sino que superaron mis ya de por sí altas expectativas.
4.- Brian Setzer's Rockabilly Riot: Azkena Rock Festival (Vitoria) - 25/06/2011
Concierto que fue claramente de menos a más, con una primera parte de calentamiento y un punto de inflexión con la salida al escenario de Mr. Slim Jim Phantom. A partir de ahí, el acabose…2/3 de los Stray Cats tocando temas clásicos de la banda. No faltaron “Rumble In Brighton”, “Stray Cat Strut”, “Sexy&17”, “Runaway Boys” o el espectacular fin de fiesta de “Rock This Town”, haciéndose acompañar de 2 contrabajistas y 2 baterías.
5-. Mr.Big: Sala Heineken (Madrid) - 23/05/2011
Una abarrotada sala, un muy buen set-list y una banda entregada, a gusto y muy simpática durante todo el show. Eric Martin, jovial de aspecto y voz en muy buen estado. Paul Gilbert, con su esperado virtuosismo y su inconfundible estilo guitarrístico. Pat Torpey, sobrio y contundente. Y Billy Sheehan…una auténtica mala bestia a las 4 cuerdas y ejerciendo de gran líder. Otra noche para recordar.
6.- The Godfathers: Sala Charada (Madrid) - 08/06/2011
Después de tantos años, tenía muchas ganas de enganchar a “los padrinos” y no me decepcionaron. Quizás entraron algo fríos, pero enseguida consiguieron calentarse, sobre todo gracias a la respuesta de la gente ante un repertorio cargado de clásicos. La sección rítmica sonó contundente y la voz de Peter Coyne más rabiosa aún que en los discos. Un muy notable show.
7.- Thin Lizzy: Sala Joy Slava (Madrid) - 28/03/2011
Es indiscutible que el nombre de Thin Lizzy sin Phil Lynott no tiene sentido alguno. Pero ello no impide disfrutar de la actual formación de la banda, siempre y cuando se tome como un grupo tributo, un grupo de versiones, y se olviden las comparaciones con Lynott. Dos veces los he visto en 2011 y las dos me gustaron. Me quedo con ésta de la Joy Slava porque fue algo más intensa y porque me permitió ver al Def Leppard Vivian Campbell a la guitarra (poco después dejó la banda). Un show conformado por una pila de clásicos atemporales e interpretado por unos músicos brillantísimos.
8.- Cinderella: La Riviera (Madrid) 09/06/2011
Su concierto de 2010 dejó el listón altísimo y, esta vez, faltó el factor sorpresa y algo de la magia que hubo justo un año antes. Pero, qué demonios!!! Se trata de una banda ya mítica en la historia del hard-rock y nos volvió a dejar momentos memorables (“Night songs”, “The more things change”, “Nobody's fool” o “Gypsy Road”). Incluso me dio la sensación de que la voz de Tom Keifer estaba bastante mejor. Sin llegar a poder tener el grado de histórico, sí fue un muy buen concierto.
9.- Carvin Jones: Sala My Way (Valladolid) - 11/11/2011
Cerca de dos horas de espectáculo circense a ritmo de blues. El considerado como uno de los 50 mejores guitarristas de la historia del género, nos dejó con los ojos abiertos de par en par con su repertorio de trucos. No faltó apenas posición ni parte de su cuerpo con la que Carvin no tocara su guitarra: de pie, de rodillas, sentado, tumbado, por detrás de la espalda, con ella apoyada en el hombro, con los dientes, a una mano, por arriba, por abajo, con el pie,…incluso se atrevió a marcarse un solo con dos guitarras a la vez.
10.- Los Deltonos: Sala Caracol (Madrid) - 14/12/2011
Buen concierto de unos tipos que nunca defraudan. La excusa era presentar “La caja de los truenos”, pero repasaron también su “Buenos tiempos” y hubo algunas pinceladas de “Sólido”, de “Bien, Mejor” y de “GT”. El material más antiguo ha quedado desplazado de sus repertorios, pero aun así, los fans de la vieja escuela tuvimos nuestra recompensa en los bises con “Todavía no sabes mi nombre”, “Escucha”, “No señor” y el mítico “Arrested for driving while blind” de ZZ TOP. Será un placer volver a verlos de nuevo en 2012.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Lo mejor de 2011 (I)


Una vez más, los clásicos nos salvan el cuello. Ese sería, en pocas palabras, mi resumen musical del año. Son ellos quienes continúan aun editando los mejores discos, ofreciéndonos los mejores conciertos y alegrándonos el panorama. ¿Qué va a ser de nosotros cuando no estén? No quiero ni pensarlo…
Dicho lo anterior, hay que reconocer que 2011 no ha sido un mal año discográfico. Quizás cabría calificarlo de notable, dado los tiempos que corren, y desde luego, muy superior al pobre 2010.
Haciendo repaso de los discos que en los últimos doce meses han conseguido engancharme (en mayor o menor medida), he contado más de treinta. Grata sorpresa. El año pasado, a duras penas llegué a quedarme con quince. Una vez ordenados, ahí va mi Top Ten de 2011:

1.- The Rolling Stones - Some girls Deluxe Edition: que el “Some girls” era una joya ya lo sabíamos, pero que su compañero, incluido como CD extra en esta nueva reedición, sea una auténtica maravilla, ha sido todo un sorpresón. Tiene gracia que una grabación del año 78, conformada por temas descartados en su momento, sea mi disco favorito del año. Pero amigos, es lo que hay, y bien que me alegro.

2.- Chris Isaak - Beyond the Sun: si hay dos tipos en este negocio que pueden plantarse en los Sun Studios de Memphis, grabar un homenaje a los grandes que forjaron la leyenda de mítico sello discográfico y salir más que airosos del envite son Brian Setzer y Chris Isaak. El primero ya lo hizo en 2005. A Isaak le ha tocado su turno este año y el listón ha quedado aún más alto. Si Elvis, Johnny Cash, Carl Perkins o Roy Orbison levantaran la cabeza, creo que estarían más que orgullosos de su discípulo.

3.- Gregg Allman - Low Country Blues: 14 años tuvieron que pasar para que Gregg volviera a grabar en solitario, pero la espera mereció la pena. Un disco sacado de lo más profundo del Mississippi, redondo, sólido y elegante donde los haya, y al que le siguió la buena nueva de su venida a Europa para presentarlo. Nosotros, encantados de ello.

4.- Leslie West - Unusual Suspects: blues-rock de categoría, con guitarras maravillosas, vozarrón espectacular y unos cuantos duetos de quitar el hipo (Steve Lukather, Billy Gibbons, Joe Bonamassa, Slash y Zakk Wylde). Sin duda, una de las grandes sorpresas agradables del año.

5.- John Hiatt - Dirty Jeans and Mudslide Hymns: Hiatt es ya, por mérito propio, uno de los grandes intérpretes del rock americano de raíces y este año nos ha obsequiado con una obra que pasa a situarse en un puesto muy alto dentro de su discografía. Desde la tremenda “Damn this town” que abre el disco, todo en él suena compacto, auténtico, sobrio y elegante, mérito también en parte de ese mago de la producción llamado Kevin “Caveman” Shirley.

6.- Warren Haynes - Man In motion: el gran pluriempleado del mundo del rock (Allman Brothers Band, Gov’t Mule y su banda en solitario, aparte de otras colaboraciones) nos brindó un extraordinario disco, rebosante de feeling y cargado de blues, soul, funk,…Una auténtica delicia!!!
7.- Mr. Big - What If...: año y medio después de su esperada reunión y 14 años después de su última grabación, los 4 fantásticos volvieron al estudio…y de qué forma!!! Un álbum de hard-rock poderoso que nos retrotrae a otros (y mejores) tiempos. Qué sigan juntos por mucho tiempo!!!

8.- Ben Waters - Boogie 4 Stu: los Stones reunidos con Bill Wyman al bajo en una grabación de estudio por primera vez en 20 años, haciendo el “Watching The River Flow” de Bob Dylan…Sólo por ese detalle este disco ya merece estar en el top ten. Pero además, la cosa no queda ahí y el gran pianista Ben Waters nos lleva por el camino del boogie-woogie, para rendir tributo a Ian Stewart, en 11 cortes absolutamente disfrutables.

9.- Chickenfoot - Chickenfoot III: no inventan la rueda, pero tampoco les hace falta. Un disco que suena potente y clásico por los cuatro costados, bien tocado y extraordinariamente cantado (grandísimo Sammy Hagar). Perfecto para calmar las ansias de todos los fans de…Van Halen.

10.- Los Deltonos - La caja de los truenos: pocas bandas habrá que se hayan enfrentado a tantos estilos e influencias a lo largo de su carrera como lo han hecho Los Deltonos. Y menos aún que hayan salido tan victoriosas del envite como ellos. Hendrik Röver y sus chicos lo han vuelto a hacer. Grabado en cinco días y sin apenas ensayar, buscando la fuerza de “la primera impresión, la energía de lo imprevisible”. Al oír el resultado queda claro que el experimento ha funcionado…Otro magnífico disco para añadir a su colección.

Como os digo, un año bueno este 2011. Con discos muy recomendables y una difícil selección del Top Ten, lo cual es una gran señal. Por ello, creo que merece la pena que, de propina, os liste otros 10 que andarían pisando los talones a los anteriores:

11.- George Thorogood & The Destroyers - 2120 South Michigan Ave.
12.- Igor Paskual - Equilibrio inestable
13.- North Mississippi Allstars - Keys To The Kingdom
14.- Whitesnake - Forevermore
15.- Loquillo - Su nombre era el de todas las mujeres
16.- Tedeschi Trucks Band - Revelator
17.- Michael Monroe - Sensory Overdrive
18.- Johnny Hallyday  - Jamais seul
19.- Black Country Communion - 2
20.- Social Distortion  - Hard Times and Nursery Rhymes

¿Qué opináis de mi lista? ¿Os gusta la selección? ¿Por dónde hubieran ido vuestros tiros?

martes, 20 de diciembre de 2011

Mi "Some Girls Deluxe Box Set"


Caí hace algunos meses con la caja de los singles y otra vez lo he vuelto a hacer. Me resulta muy difícil resistir la tentación ante cualquier movimiento de nuevo material Stoniano, así que no he tenido más que planteármelo como un autoregalo adelantado de reyes, comparar precios en varias tiendas vituales (hasta 30 euros de diferencia entre unas y otras he llegado a ver) y cerrar el trato con el mejor postor (en este caso, Amazon UK).

La caja de los singles, ya os conté aquí que merecía la pena. Aunque visto ahora con perspectiva, añadiría que sólo hasta cierto punto: una vez escuchados con mayor detenimiento sus remixes y temas inéditos, puedo matizar que no son tantas las joyas ahí escondidas como se presumía.

Pero en esta ocasión, creo no equivocarme si digo que merece la pena sin ningún tipo de paliativo. De hecho, si tuviera que definir este lanzamiento con una sóla palabra, ésta sería ESPECTACULAR.

Vayamos al grano: En cuanto al continente, lo primero que hay que decir es que la foto promocional que distribuyeron de la caja en su presentación, es tremendamente engañosa. Cuando recibí el paquete me quedé gratamente sorprendido con el tamaño, la confección y la calidad del box set. Sé que no es lo más importante, ya que de lo que se trata es de la música, pero el ver que los los materiales usados y los detalles están cuidados al máximo, hace que de primeras ya entre por los ojos.


El libro (gran tamaño y tapas duras) es una preciosidad. Aparte de los textos sobre como se concibió el álbum, destacan las ilustraciones, con un montón de dibujos y carteles de la época, así como fotos inéditas de la banda. Viene además acompañado de uno de estos carteles promocionales del disco, un set de 5 postales, una fotografía de Helmut Newton impresa en papel de alta calidad y lista para enmarca y un single de vinilo con “Beast Of Burden” y “When The Whip Comes Down”. Casi nada para los fans mitómanos…Si he de hacer alguna crítica negativa al conjunto del box set, vendría por la parte del DVD, cuyo contenido es bastante pobre (solamente 3 videoclips y 3 temas en directo).


Todo lo anterior sería aderezo innecesario si la parte realmente importante, la musical, fallase. Pero es que en este caso acompaña…y de qué forma!!!

Respecto al disco original (uno de mis favoritos de toda la discografía Stone), poco más cabe añadir a los halagos que ya despaché en un post anterior.

Pero aquí, en esta nueva edición, la joya no es él, sino su compañero. Llevo ya un par de semanas paladeando y degustándolo como se merece y por tanto creo que no hay ya lugar al equívoco: tiene gracia decir esto cuando se trata de una grabación del año 78, pero amigos, sin duda estamos ante el mejor disco editado en lo que va de año. Una auténtica maravilla.

Doce canciones sólidas como rocas. Extraordinarias composiciones, interpretadas por una banda en estado de gracia. Llenas de punch, de garra, de inspiración. De todo aquello de lo que se dice la banda adolece desde hace tiempo. Rock&Roll macarra (“So Young”, “Tallahassee Lassie”), blues vacilón (“When You're Gone”, “Keep Up Blues”, “Petrol Blues”), pizcas de country delicioso (“Do You Think I Really Care”, “You Win Again”, “We Had it All”) y otros temas marca de la casa (“Claudine”, “I Love You Too Much”, “No Spare Parts”).
 

Quizás me puede la pasion del momento, pero me atrevo a decir que, si en lugar de un álbum de temas inéditos, lo hubieran presentado como un nuevo disco en toda regla, sería probablemente (con permiso del Tattoo You o el Voodoo Lounge) uno de los más inspirados de la banda desde el propio Some girls del 78. Los que no lo hayáis hecho aún, escuchadlo, disfrutad y decidme si estáis o no de acuerdo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Los Deltonos, valientes en la Sala Caracol


Plantarse nada más y nada menos que en la capital, a presentar un nuevo álbum sólo dos días después de lanzarlo al mercado y sin tiempo de que buena parte del público siquiera lo haya escuchado, es tener una actitud valiente. Y conformar además el set list para que éste gire alrededor de las nuevas canciones (hasta 6 sonaron esta noche), lo es aún más.

Quizás no fuera su intención abrir fuego tan pronto (el propio Hendrik Röver insinuó que la gira comenzaría en febrero y este concierto les había surgido de forma algo imprevista), pero el caso es que lo hicieron y una casi llena Sala Caracol creo que lo agradeció (aunque muchos nos quedásemos con ganas de más).

La noche la abrió, al igual que en los conciertos de la anterior gira, el estupendo riff de “Repartiendo”. Y a partir de ahí, algunas pinceladas de su Sólido (“Como decía yo”), de Bien, Mejor (“Nadie me conoce”) y de GT (“Brindemos” o “Elvis”). Nada de su Ríen Mejor y mucho de su Buenos tiempos (“Yo puedo sacarte de aquí”, “No tienes nada” o las fantásticas “Discotheque Breakdown” y “Revolución”) y de su nuevo La caja de los truenos, interpretando el tema que da título, además de “El sector de los milagros”, “El espíritu de la montaña” (buenísimos estos dos!!!), “A que vino volver” (con Hendrik al pedal steel guitar), “Lo que parece” y “No por nada”.


Supongo que si alguien de la vieja escuela, que hiciese algunos años que no ve a la banda en directo, se planta en este concierto, apenas sería capaz de reconocer alguna canción. Lo cual es prueba evidente de su apuesta por los últimos discos y la defenestración del material antiguo. Y este hecho, por un lado es de elogiar, porque significa que creen en lo que están haciendo. Pero por otro, puede dejar algo frío al personal.

Así que, como no creo que Hendrik Röver sea un tipo tonto precisamente, en los bises llegó el momento del esperado guiño a su antiguo “Club Enfermo” y destapó la otra caja de los truenos con “Horizonte eléctrico”, “Todavía no sabes mi nombre”, “Escucha” (fantástico el medley que se marcaron a mitad del tema), “No señor” (dedicado a la Guardia Civil y los controles navideños de alcoholemia...) y el mítico “Arrested for driving while blind” de sus (y nuestros) adorados ZZ TOP, que sonó a gloria bendita.

Eso sí, cuando más caldeado estaba el ambiente y después de algo más de hora y media de show, se acabó lo que se daba, dejándonos creo que a todos con ganas de más (¿por qué no cerraron como otras veces con “A comer, a casa”?).



En resumen, buen concierto de unos tipos que no defraudan y a los que siempre es un placer tener delante. Me gustó ver cómo han conseguido en tiempo record que los temas nuevos empasten perfectamente con el resto del repertorio. Sin embargo, quizás como consecuencia de lo anterior, cada vez queda más desplazado el material antiguo y eso es algo que me da rabia. Ahí hay demasiadas joyas que no merecen que el paso del tiempo las deje en el olvido.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿El Loco busca nueva banda? ¿Los Trogloditas regresan sin él?

Sorprendentes y raras de asimilar se me hacen las respuestas afirmativas a ambas preguntas. Pero el caso es que, con pocos días de diferencia, nos hemos enterado de que las dos cosas van en serio.

Por un lado, el Loco, además de estar centrado en su próxima gira de teatros, anda ya con la vista puesta en el siguiente paso a dar: su ansiado proyecto de música de garaje. Las novedades son que, como el mismo señala en su web, para ello cuenta con Sabino Méndez, con Igor Paskual y…con una nueva banda que éste último se está encargando de reclutar!!!

Es cierto que Sabino Mendez y yo llevamos un tiempo trabajando en un proyecto conjunto, para qué ocultarlo más. Ambos estamos de acuerdo en que Igor Paskual era nuestro hombre, el encargado de buscar una banda de garaje que encaje en el puzzle. Una banda joven, emergente, con imagen y mala leche, rabia y actitud. No hay miradas al pasado, esa perspectiva está totalmente descartada. Será como “Su nombre era el de todas las mujeres” un disco coral e intergeneracional. El nombre de la banda? … pues se admiten apuestas!

Habéis leído bien: sin miradas al pasado. Frase que parece dedicada a sus antiguos y despechados compañeros Trogloditas, quienes a su vez anuncian que…vuelven a la carreterra en 2012!!! Por supuesto sin su líder Loquillo y sin su compositor de los principales hits de la primera época, Sabino Méndez.   
Tengo un gran respeto por aquella banda y una amplia simpatía por sus miembros. Grabaron junto al Loco discos memorables y forman parte importante del Rock&Roll de nuestro país. No debemos por tanto quitarles su parte correspondiente de mérito en todo ese éxito, pero a la vez, conviene no engañarse: si la gente sabe hoy por hoy quiénes son los Trogloditas, no es por Ricard Puigdomenech, Simón Ramírez y Jordi Vila, sino gracias al carisma de Loquillo y a las composiciones de Sabino. Punto.

¿Tiene entonces sentido su vuelta al ruedo sin sus dos almas mater? Pues hombre, si volvieron Queen sin Freddy Mercury y Thin Lizzy sin Phil Lynott, todo es posible. Pero por lo menos en aquellas dos ocasiones sus líderes no estaban ya entre nosotros para verlo.

En este caso, el asunto suena bastante a despecho (baste recordar las poco amistosas declaraciones que el Loco ha hecho en los últimos años sobre ellos) y a intentar aprovechar económicamente el tirón que les pueda dar el nombre, el legado y las canciones de aquella época. Eso sí, la pregunta del millón es ¿quién es el bonito que se va a poner delante del micro a interpretar el papel del Loquillo? Veremos…

lunes, 12 de diciembre de 2011

Leslie West: “Unusual Suspects” (2011)


Menudo pedazo de disco que se ha sacado de la manga el amigo Leslie West. Reconozco que es un tipo al que nunca le he prestado la atención que seguro merece, pero a partir de ahora, me da que las cosas van a cambiar: con este “Unusual Suspects” ha conseguido engancharme para la causa.

Vozarrón espectacular, guitarras maravillosas, blues-rock de categoría y duetos con unos cuantos amigos para darle aún mayor caché al asunto: Steve Lukather de Toto en la inicial “One more drink for the road”, el barbudo Billy Gibbons y su inconfundible guitarra en una de mis favoritas (“Standing on higher ground”), Joe Bonamassa en el clásico de Willie Dixon “Third degree” y Slash y Zakk Wylde apareciendo por partida doble (fantástico su mano a mano en “The party’s over”).


Y entre todas ellas, otra joya (“Legend”), en la que West, a sus 65 años, no da señas aún de querer jubilarse (“Don't call me legend, I came here to play, Don't call me legend, that's all I have to say”). Esta declaración de principios toma aún más importancia al saber que, por circustancias del destino, cuando el disco ya estaba grabado y poco antes de que saliera al mercado, Leslie sufrió la amputación de una de sus piernas por complicaciones provenientes de sus problemas diabéticos y ello ha hecho que haya tenido que posponer la gira que ya tenía anunciada. Le deseamos desde aquí una pronta recuperación y esperamos que pueda seguir dando guerra muchos años más.

Si os convence lo que os he contado del disco y pensáis pasar por caja para haceros con él, os recomiendo que busquéis la edición “Deluxe”: no encontrareis en ella temas inéditos ni dvd’s adicionales, pero si un artwork con un acabado realmente chulo y un libreto (que casi parece un libro) de 56 páginas con las letras de las canciones, un montón de fotos de las sesiones de grabación y una interesante biografía de Leslie escrita por Dave Ling, reputado columnista de Classic Rock Magazine.

Amigos, sin duda alguna, estamos ante uno de los álbumes del año.




lunes, 5 de diciembre de 2011

Audio Sonic Love Affair


En año y pico de vida que tiene este blog, han pasado ya por aquí, de una u otra forma y con mayor o menor reseña, prácticamente todas mis bandas de cabecera. Y digo prácticamente porque hay alguna ausencia para mi imperdonable, como es la de los australianos The Dubrovniks, uno de mis grandes grupos de culto desde hace cerca de 20 años y al que ni siquiera he nombrado aún (salvo cuando os hablé de mis 100 discos favoritos).

Entraron en mi vida casi de casualidad, a través de un conocido que trabajaba de Dj y manejaba música rara de importación. Me prestó su copia original del álbum Audio Sonic Love Affair y nada más tenerlo en las manos, fue un flechazo a primera vista. Por aquel entonces andaba loco con The Cult, con los escoceses Gun, con los Ramones y con el Appetite de los Guns N’ Roses, y este condenado disco, no sé cómo, pero lograba reunir perfectamente la esencia de esas cuatro bandas. Así que, inevitablemente, consiguió volarme la cabeza.

Desde el riff cortante de inicio a lo Cult de “She got no love”, la continuación con “Love is on the loose tonight” (un pedazo de canción como la copa de un pino), la melódica y a la vez cañera “Somethings not right in this world”, las guitarrerasAudio Sonic Love Affair”, “Promised Land” o “Strange kind of love”, el increscendo de “You're gonna get what's comin'” (recuerda enormemente al “Taking on the world” de Gun), la sureñaCry Baby Killer”, el cierre a lo INXS (y otra vez Gun) con “Black Vinyl Suicide” o su particular tributo a los Ramones con “As long as I can listen” y su estribillo lapidario: “I don't care about the girls, I don't wanna see the world, I don't care if I'm all alone, as long as I can listen to the Ramones

Nada sobra y nada falta. Un disco, para mí, tremendo y que, además ha envejecido divinamente bien.

Antes de devolvérselo a su legítimo dueño, con todo el dolor de mi corazón, me hice mi preceptiva copia en cinta TDK y con ella tuve que saciar mi ansia durante un montón de años, hasta que conseguí enganchar el CD original, importándolo de Alemania.


El resto de la colección llegó más tarde: primero Chrome (mi favorito después de Audio Sonic Love Affair), luego Dubrovnik Blues y Medicine Wheel, y finalmente el single de “Love is on the loose tonight”, que trae en su cara b como golosina una versión del “Fortunate Son” de la Creedence.

Tengo la espina clavada de no haberlos visto nunca en directo, aunque sé que a mediados de los 90 pasaron por nuestro país (me los imagino como un auténtico torbellino encima del escenario…). Pusieron el cierre al negocio allá por 1995 y desde entonces sus caminos se separaron. No tengo ni la más remota idea de si hay alguna posibilidad de que vuelvan algún día. Supongo que, dado el tiempo transcurrido, será complicado. Pero, por soñar, que no quede


jueves, 1 de diciembre de 2011

Los Deltonos, apuesta a caballo ganador


Se ha hecho de rogar, pero ya está aquí “La Caja de los Truenos”, el flamante nuevo álbum de Los Deltonos. Según indican Hendrik Röver y sus chicos a través de Facebook, se comienza a despachar el 12 de diciembre, pero a partir de hoy mismo ya podéis realizar en http://www.losdeltonos.com/ el pre-pedido del disco en cualquiera de sus formatos:
·         Vinilo 12" (Edición limitada a 500 copias. Incluye CD y descarga)
·         CD (incluye descarga)
·         Descarga digital
Lo dije aquí hace algún tiempo y aquí me reafirmo en ello una vez más: pocas bandas habrá que se hayan enfrentado a tantos estilos e influencias a lo largo de su carrera como lo han hecho Los Deltonos. Y menos aún que hayan salido tan victoriosas del envite como ellos.
Desde su “Tres hombres enfermos” de 1990 hasta su “Buenos tiempos” de 2008, todos sus álbumes son espléndidos. Cada uno con su enfoque distinto, su particular contexto, sus matices,…, pero siempre guardando unos estándares de calidad exquisitos.

Y si hablamos del directo, ahí sube aún más la apuesta. Creo haberlos visto una media docena de veces. La primera, allá por el 97, en la gira de “Ríen mejor”. La última, el pasado septiembre en plenas fiestas de Valladolid. Y puedo decir que, evidentemente algunos conciertos me han gustado más que otros, pero nunca me han defraudado y siempre he disfrutado con ellos tremendamente.

El próximo día 14, dos después de que se destape “La Caja de los Truenos”, espero poder volver a verlos en la sala Caracol de Madrid. Los que tengáis la oportunidad, no la dejéis pasar. Os lo recomiendo sin miedo a equivocarme y con la seguridad de saber que se trata de una apuesta a caballo ganador.


lunes, 28 de noviembre de 2011

Michael Monroe no para


Sí, ya sé que hace una temporada larga que no hablo del amigo Monroe, pero no me he olvidado de él. Simplemente es que aún me duraba el cabreo por haberme perdido sus shows en su última visita a nuestro país y no me apetecía nada remover el asunto…

A estas alturas de película, creo que no hace falta ya contar que, como por otra parte estaba cantado, Ginger abandonó la banda para retomar su actividad con los Wildhearts y su silla fue ocupada por otro rockstar: nada más y nada menos que Dregen, el alma guitarrística de los Backyard Babies y los primeros Hellacopters. Veremos cuánto dura esta nueva formación…

El caso es que me he visto obligado a dejar que Monroe y sus chicos aparezcan nuevamente por aquí, al estar de plena actualidad por varios asuntos. El primero, porque su album “Sensory Overdrive” ha recibido el premio al mejor disco del año en los prestigiosos Classic Rock Awards. Qué sea enhorabuena!!!El segundo, porque su gira sigue y sigue sin parar, como el famoso conejito de Duracell. Aún no hay un solo rumor de que puedan volver por España (están tardando!!!), pero después de recorrer desde verano EE.UU., Canadá y Japón, desembarcan de nuevo en estos días en el viejo continente, para patearse el Reino Unido y terminar el año con dos shows en su Helsinki natal el 30 y 31 de diciembre (“End of the world Party”).

Y para animar el asunto, tienen nuevo videoclip que os invito a ver. Nada más y nada menos que “Trick of The Wrist”, el corte que abre su galardonado álbum. Puro punk&roll macarra, marca de la casa…que lo disfrutéis!!!

jueves, 24 de noviembre de 2011

Greg Miller y su “King Story”


EDITO EL POST A 28/11/2011: El show se canceló, según las explicaciones oficiales, "por motivos técnicos". Así es cómo le llaman en su argot al hecho de no haber vendido las suficientes entradas. Una vez más, la falta de respeto a aquellos que hemos comprado nuestro ticket con antelación vuelve a ser absoluta. Una pena.

POST ORIGINAL PUBLICADO EL 24/11/2011:

Este próximo fin de semana desembarca en mi ciudad “The King Story”, el espectáculo montado en Las Vegas en torno a la vida de Elvis y protagonizado por el que dicen es su mejor “impersonator” en el mundo, Greg Miller, quien parece llegó a conocer al Rey en su juventud e incluso mantener una buena relación con él en sus últimos años.

Por lo que he leído por ahí, parece que se trata de una buena producción. Cerca de una treintena de artistas (incluyendo a la banda en directo) y un logrado montaje que recrea míticos episodios como el número carcelario de “Jailhouse Rock”, el dueto con Frank Sinatra en televisión, el cuero negro del “68 Comeback Special” o el show de “Aloha from Hawaii”. Y sobre todo, para mí lo más importante, asegurando que todo ello es tratado con profesionalidad y sumo respeto al legado del artista.

Al enterarme de la noticia y sondear para mis adentros la posibilidad o no de asistir, me planteé si merecería la pena o si, en cambio, sería un sacadineros más a los que estamos habituados hoy en día. ¿Cuál fue mi conclusión?

Pues que está claro (y no hace falta ni decirlo) que ni de lejos puede ser lo mismo ver a un imitador, por bueno que sea, que haber podido asistir a un show de Elvis en vida. Pero como la segunda opción me temo que ya no es posible y como a falta de pan, buenas son tortas, el sábado en Valladolid le daré una oportunidad al amigo Greg de demostrar lo que sabe. Ya os contaré…

lunes, 21 de noviembre de 2011

Reencuentros (2ª parte)


Casi sin querer me veo obligado a retomar con nuevos bríos el post de hace un par de semanas en el que os hablaba de tres posibles futuras reuniones de otras tantas bandas clásicas (amén del detalle que os conté también hace unos días sobre John Fogerty y la Creedence).

Una de estas reuniones estaba más que cantada. Como era de esperar, Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward, componentes originales de Black Sabbath, comparecieron el viernes 11/11/11 a las 11:11 horas, para anunciar oficialmente su reencuentro, la grabación de un próximo disco de estudio (el primero en 33 años) que estará producido por Rick Rubin y una gira mundial para 2012 que ya tiene sus primeros platos fuertes: encabezar el Download Festival el próximo 10 de junio y el Azkena Rock Festival vitoriano cinco días más tarde.

Respecto a las otras dos posibles reuniones, una (la de Van Halen) mucho más factible que la otra (la de Guns N’ Roses), poca novedad, salvo porque los primeros parece ser que ya tienen su disco completamente terminado y han encontrado compañía (Interscope) para editarlo a principios del próximo año. Seguiremos atentos.

Pero quienes por contra sí han avivado esta última semana otra vez la llama de su posible reunión son los Stones. Por un lado, se ha filtrado que Keith, Ronnie y Charlie, cansados de esperar, se han citado próximamente en un estudio londinense para empezar a desengrasar los músculos (“We're just going to play a little together, because we haven't played for three or four years”). Mick, por supuesto no sólo está también invitado, sino que, como dice el propio Richards, es bienvenido (“Mick's welcome, and I'm sure he'll turn up”).

Por otro lado, en una entrevista concedida por los cuatro a The Guardian y publicada el domingo 13, además de hablar de lo humano y lo divino, se enfrentan a la pregunta del millón (¿Habrá o no habrá tour?) y sus respuestas empiezan a ser más que satisfactorias para los fans.

Ronnie es el más efusivo, declarándose preparado para ello (“I'm ready for action next year just in case”, “It's got to be done”). Charlie únicamente dice que le gustaría, lo cual viniendo de él, no es poco (“I would like to think we'd do a tour”). Richards dice lo mismo que diría cualquier fan: que sueña con ello (“Yeah. I dream of it”).

¿Y Jagger? Pues está claro que, desde que se comenzó a hablar de la reunión, es quien mayores problemas parece estar poniendo. Y en esta ocasión, un poco en su línea, dice no tener ni idea (“I've no idea”), lo cual resulta muy poco creíble para un tío tan astuto como él y que maneja tan finamente los tiempos del negocio. Por eso, el que no tiene duda, soy yo: mientes Mick, y tú lo sabes!!!

En definitiva, las cosas siguen su curso. Pasito a pasito y más despacio de lo que podríamos esperar, pero confiando aún en que la cosa vaya para adelante. Mi apuesta (o tal vez mi deseo) es que antes de que finalice el año tengamos el anuncio oficial. Como dice Keith, I dream of it.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Azkena 2012: Black Sabbath y Lynyrd Skynyrd confirmados!

Amigos, empieza el baile. Y además, de qué forma!!! Gusten más o menos, lo que es innegable es que tanto Black Sabbath como Lynyrd Skynyrd suponen dos confirmaciones de las gordas.

Se anuncian, además, que dichas actuaciones serán exclusivas y únicas en España en 2012. Así que quien quiera ver en nuestro país a Ozzy, Tony Iommi y compañía, o quien quiera oír “Free Bird” o “Sweet Home Alabama”, tendrá que pasar por el recinto vitoriano. No queda otra.

¿Las fechas? Del 14 al 16 de junio (parece que los Sabbath tocarán el día 15). El resto de información lo tenéis en la web del festival.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Fogerty revive a la Creedence

No os asustéis…de momento no se trata de una reunión en toda regla, sino de una serie de conciertos en los que, a partir de hoy, Fogerty va a interpretar de forma completa en Nueva York y Atlantic City (de momento) dos discos clásicos de la banda: Cosmo`s Factory y Green River. Quién pillara esto por aquí!!!

De todos modos, y volviendo al tema de la reunión, parece que el viento sopla a favor y no resultaría para nada descartable tener buenas nuevas en próximas fechas. Si hasta hace bien poco parecía un imposible, por la mala relación existente entre los tres miembros vivos del grupo (Fogerty llegó incluso a demandar a sus ex-compañeros y a la viuda de su hermano por el uso ilegal del nombre de la banda), nos llegan noticias ahora a través de una entrevista a Rolling Stone en la que dice no estar ya enfadado y parece mostrarse bastante abierto a ello…Ánimo John, no lo pienses más y hazlo!!!

Por cierto, en la misma entrevista (una reseña de la cual os dejo aquí abajo) habla de su nuevo álbum en solitario, indicando que va a ser muy especial, por el hecho de contar en él con la colaboración de algunos de sus artistas favoritos.

¿Estamos ante un disco de duetos? ¿Quiénes serán esos artistas? Umm…entre unas cosas y otras, esto tiene buena pinta.


lunes, 14 de noviembre de 2011

Carvin “Globetrotter” Jones pasó por Valladolid

A principios de los 90 tuve la oportunidad de ver en directo a los  Harlem Globetrotters, ese mítico equipo de baloncesto formado más que por jugadores, por malabaristas del balón. Anunciaban sus shows como si fueran partidos normales contra otro equipo (cuyo nombre no recuerdo, a pesar de ser siempre el mismo), pero luego los partidos no eran tal. La ausencia de competitividad era absoluta y el rival no era más que un mero sparring. Se trataba simplemente de divertir al público durante dos horas con todo tipo de trucos circenses, siempre con un balón de por medio, por supuesto.

El pasado viernes por la noche, Carvin Jones me hizo recordar una y otra vez a los Harlem Globetrotters. En esencia, su show fue un poco lo mismo, sustituyendo claro está al balón de baloncesto por una Fender Stratocaster y al rival-sparring por un bajista y un batería cuya labor oscura y nulo lucimiento, permitieron que no se le robase ni una pizca de protagonismo al rey de la noche.

Al igual que en el caso de los Globetrotters, el bueno de Carvin nos deleitó con también cerca de dos horas de espectáculo circense a ritmo de blues. Una sucesión de trucos que dejaron con los ojos abiertos de par en par a los allí presentes. No faltó apenas posición ni parte de su cuerpo con la que Carvin no tocara su guitarra: de pie, de rodillas, sentado, tumbado, por detrás de la espalda, con ella apoyada en el hombro, con los dientes, a una mano, por arriba, por abajo, con el pie,…incluso se atrevió a marcarse un solo con dos guitarras a la vez.


La sala estaba llena de cámaras de video, con la intención de filmar el concierto para la edición de un próximo DVD. Así que, supongo que por el anterior motivo, si habitualmente Carvin (quien no paró de sonreír) ya tiene la vitola de showman, esta noche puso aún más carne en el asador, tirando de un repertorio mezcla de temas propios y ajenos, y subiendo la temperatura del público en los momentos en que se marcó el “Purple Haze” y el “Voodoo Child” de Hendrix, o el “Iceman” del añorado Albert Collins.

La verdad es que he de decir que fue un show divertido y que seguro no defraudó a los que allí estábamos, siempre y cuando tuviéramos claro lo que íbamos buscando. Digo esto porque, como os comenté el otro día, se trata de un tipo que viene con el aval de haber sido considerado uno de los 50 mejores guitarristas de la historia del Blues. Pero  como también dejé aquí escrito y me reafirmo después de haberlo visto, me parece que eso es mucho decir. No porque no sea un virtuoso, que lo es, ni porque no sepa cómo divertir a su público, que lo sabe y bien, sino porque creo que en lo estrictamente musical, le faltan cierta originalidad y un sonido y estilo propios, atributos que han tenido de sobra todos aquellos grandes del blues que sí pueden considerarse entre los mejores del género, de Robert Johnson a Hendrix, de Clapton al propio Albert Collins, de Stevie Ray a BB King.


Por cierto, me sorprendieron muy gratamente los teloneros, la jovencísima banda local New Passengers, un power-trío de buenos músicos (tremendo, sobre todo, el bajista) y gran desparpajo, que nos deleitaron con un funk-rock pegadizo, de buenos coros y letras directas cantadas en castellano (a pesar de que su nombre pueda inducir lo contrario). Habrá que seguirlos la pista.

Os dejo con algunos de los malabarismos de Carvin “Globetrotter” Jones:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Real Time Web Analytics